Hoy estamos aquí para hablar de la Cúrcuma y su poder sobre El Alzheimer. 

El Alzheimer se considera la forma más común de demencia, que azota al mundo desarrollado. Se define como una grave pérdida de la función cognitiva en personas previamente no deterioradas, más allá de lo que se espera del envejecimiento normal.

Planta de la cúrcuma

Polvo de cúrcuma

Un estudio de 2006 estimó que 26 millones de personas en todo el mundo sufren de Alzheimer, y que para el año 2050, la prevalencia se cuadruplicará, momento en el cual, de 1 en 85 personas en todo el mundo serán afectadas por la enfermedad. ¡Casi nada!

Los seres humanos podemos vencer a casi todo, para eso somos seres “racionales”, (aunque a veces no lo demostremos, por desgracia), y podemos utilizar nuestras capacidades para una “lucha” inteligente. Pero la muerte a día de hoy es una cosa que se nos escapa del control.

Ya sabéis que en nuestro blog hablaremos desde el punto de vista de personas que convivimos con productos del reino animal y vegetal, de diferentes aplicaciones de algunos de estos productos que no suelen ser las que tienen asignadas. Es aquí donde aparece nuestro interés por La Cúrcuma y las propiedades beneficiosas que tiene para luchar contra este mal llamado Alzheimer. 

Batido con cúrcuma

Porqué se produce el Alzheimer

Se desarrolla cuando las proteínas beta-amiloides se acumulan en la placa del cerebro. Esta placa evita que las células nerviosas se comuniquen correctamente.Lo que lleva a problemas de memoria y otros problemas cognitivos, como problemas con el lenguaje, cambios de humor y muchos otros síntomas.
Los pacientes con Alzheimer también producen una enzima que descompone el neurotransmisor acetilcolina que ayuda con la memoria, el juicio y la claridad de pensamiento.
Pero hay otro factor,  menos conocido en la enfermedad de Alzheimer. Hay una proteína especial llamada tau que es esencial para el correcto funcionamiento de las neuronas (estabilizando microtúbulos, manteniendo la forma celular y como vía de transporte axonal).Por mecanismos desconocidos,  tau puede sufrir modificaciones importantes, llegando a producir desarreglos (también conocidos como “tangles”)  neurofibrilares NFTS, que son característicos de la enfermedad de Alzheimer junto con las placas seniles.
Los fármacos de Alzheimer actuales sólo proporcionan alivio a corto plazo de la enfermedad. Pero no pueden evitar que la enfermedad empeore (1).


Los efectos paliativos de la Cúrcuma y cómo ataca al Alzheimer

No hemos comentado que la parte que se utiliza para todas estas aplicaciones es el rizoma o raíz. También se le conoce como azafrán de raíz o azafrán amarillo.

La Cúrcuma (Curcuma Longa o Tumeric) a través de su principio activo la curcumina, es muy efectiva para nuestra salud cerebral. En primer lugar, tiene poderosas propiedades  anti placa de amiloide. No sólo la curcumina previene la formación de placa beta-amiloide, sino que también descompone la acumulación existente. También la curcumina puede detener la descomposición de la acetilcolina. Otra de sus particularidades es que reduce significativamente el nivel de desarreglos de tau
Hay otro factor que influye en el Alzheimer y en la demencia, que es la disminución de una proteína denominada BDNF (brain-derived neurotrophic factor). Según los estudios  la curcumina aumenta los niveles mentales de esta  proteína “BDNF” . Con lo que podría ser efectiva en posponer o incluso en regenerar muchas enfermedades mentales y en la disminución de disfunciones del cerebro relacionadas con la edad, incluyendo el Alzheimer y el Parkinson.

Crema a base de miel, leche de almendras, cúrcuma y frutos secos

Usos de la Cúrcuma para la salud

Alzheimer: los investigadores describen a tres pacientes con la enfermedad de Alzheimer, cuyos síntomas conductuales fueron “mejorado notablemente”, como consecuencia del consumo de 764 miligramos de la cúrcuma (curcumina 100 mg / día) durante 12 semanas. 

Anti-inflamatoria: se ha encontrado que la curcumina desempeña un papel protector contra la proteína asociada con la inflamación β-amiloide.

Anti-oxidante: la curcumina puede reducir el daño a través de propiedades antioxidantes.

Anti-citotóxica: la curcumina parece proteger contra los efectos de proteínas β-amiloide que dañan las células.

Anti-amiloidogénica: la cúrcuma contiene una variedad de compuestos (curcumina, tetrahidrocurcumina, demetoxicurcumina y bisdemetoxicurcumina) que pueden atacar a la raíz patológica que causa la enfermedad de Alzheimer mediante la prevención de la formación de la proteína β-amiloide.

Neurorestauradoras: curcuminoides parece rescatar la potenciación a largo plazo (una indicación de la memoria funcional) deteriorado por el péptido amiloide, y puede revertir el daño fisiológico mediante la restauración de neuritas distorsionadas y perturbar las placas existentes.

Propiedades quelantes de metales: la curcumina tiene una mayor afinidad de unión para el hierro y el cobre en lugar de zinc, que puede contribuir a su efecto protector en la enfermedad de Alzheimer, ya que el daño mediado por hierro puede jugar un papel patológico.

 

Usos de la Cúrcuma en la cocina

Hemos llegado  a la parte que nos encanta. Además nos encanta en demasía porque estamos ante un comodín buenísimo para la cocina. Las aplicaciones gastronómicas que tiene este producto son inmensas. Os vamos a comentar algunas de las más utilizadas y de las formas en las que nosotros la consumimos.

mini panecillos con cúrcuma

crepes con cúrcuma

pan con cúrcuma

  • En el desayuno/merienda: en el te por la mañana media cucharada de moka con cúrcuma fresco rallado nos aportará sabor y color, nos estimulará, algo que viene muy bien para quitarnos las legañas y calentar motores para llegar al trabajo con las pilas bien puestas. También podemos incluirnos en una tortilla o unos huevos revueltos, en unos pancakes, galletas, magdalenas, crepes, panes. En batidos, echemos un ojo a nuestro artículo de La Avena en nuestra Dieta y a todas esas aplicaciones gastronómicas que tenía, añadámosle la Cúrcuma.
  • Almuerzo o Cena: arroces, salsas con bases lácteas de origen animal o por ejemplo en leches de coco, almendras…dará un color fantástico y un sabor aún más. Como adobo para pescados o carnes suaves, cordero, pollo, cerdo blanco, pavo. En vinagretas.

fideos de arroz salteados con cúrcuma

curry thailandés con cúrcuma

arroz salteado con cúrcuma

“Pongamos este consejo en marcha. Alimentémonos con cabeza, inteligentemente…SOMOS LO QUE COMEMOS”.

A %d blogueros les gusta esto: