Boda de Sandra y Nacho

Para nosotros significó un auténtico gustazo y un reto la llamada de Sandra cuando nos propuso organizar su boda con Nacho.

Sandra y Nacho son los propietarios del distinguido restaurante ‘El Gallinero de Sandra’, un establecimiento del centro de Sevilla que se caracteriza por una cocina con mucha personalidad basada en el producto tratado de una forma imaginativa pero con raíces en la cocina tradicional. ‘El Gallinero de Sandra’ es el cuarto establecimiento de la provincia que consigue entrar en la guía Repsol, la segunda en importancia que se edita en España y con un gran prestigio en el sector.

La boda de Sandra y Nacho tenía un escenario lleno de color en Trafalgar Polo Club en las costa de Vejer de la Frontera, Cádiz. Trafalgar Polo Club es un lugar increíble rodeado de naturaleza y perfecto para el descanso y unos días de ocio en la playa. Intimidad, desconexión, relajación y diversión. Pero en esta ocasión se vistió de boda; una transformación perfecta con vistas al mar para la boda de Sandra y Nacho. Una transformación con mucho color, el negro estaba prohibido aquel día. Así fue, una boda muy canalla pero emotiva en la que todos disfrutamos de un día inolvidable.

La boda de Sandra y Nacho comenzaba la tarde de un sábado de verano, y siendo en la costa de cádiz, pedía a gritos una boda tipo cocktail para disfrutar sin parar. Llevamos nuestra nuestra mejor gastronomía para unos comensales acostumbrados a buscar los matices en cada una de las tapas. El servicio tipo cocktail estaba al pensado para los mejores paladares; Buffet de Ostras, Gamba roja a la barbacoa de carbón, foie, ceviches, tartares… Una propuesta llena de variantes que cautivaron a los invitados.

La gastronomía se fusionó con el espacio decorado para la ocasión con una apuesta por elementos florales de la zona; y la música que venía con sones cubanos para ambientar cada instante de la boda recordaba aquella canción de Carlos Cano, “La Habana es Cádiz con más negritos, Cádiz, La Habana con más salero.”

La noche llegó y las luces de la pista y la barra libre abrieron ese momento en el que los novios no quieren que la boda termine y empieza la fiesta. La música empezó a subir de decibelios y los invitados comenzaron disfrutar pidiendo más. ¡La parte de la fiesta nos encanta! Disfrutamos tanto o más que los novios y nuestro Dj se vino arriba para no dar descanso a nadie y así pasaron las horas, ¡A tope!

Nos encantó volver a la costa de Cádiz. Esta vez a Vejer de la Frontera, lugar para disfrutar siempre. Disfrutamos con Sandra y Nacho, fantásticos como son ellos. Y, por qué no decirlo, nos dejamos arrastrar por la noche mágica con momentos para grandes sueños y deseos. No faltó hacer volar aquellas velas voladoras como si estuviéramos en el Festival nocturno de las velas voladoras de Tailandia y quisiéramos pedir a Buda nuestros tres deseos. ¡Enhorabuena Sandra y Nacho!

La Bosa de Sandra y Nacho.
http://www.elgallinerodesandra.es

Ubicación: @trafalgarpoloclub
Catering: @tuotracocina
Floristeria: Cotton Candy, Conil
Iluminación: Marco Polini
Tarta: Tres Martinez, Barbate.
Fotografía Tu Otra Cocina: Forraje Films
Fotografía: Alvaro Borjas